Domingo 20 de Mayo de 2018
24 de Diciembre de 2017 - Concejo Deliberante

Córdoba-Río Cuarto: Obligarán a cada vecino a plantar un árbol frente a

El proyecto de ordenanza se aprobará la semana que viene. Busca potenciar el arbolado público de la ciudad. Los frentistas tendrán un tiempo para adherir a la norma. También se prevén multas

El Concejo Deliberante votaría antes de fin de año un proyecto de ordenanza por el que se obligará a los frentistas de la ciudad a instalar al menos un árbol en la vereda. El objetivo de la propuesta es potenciar el arbolado público, ante la notable falta de plantas que caracteriza a Río Cuarto.
El concejal de Respeto Franco Altamirano, autor de la iniciativa, aseguró a PUNTAL que el expediente ingresado formalmente esta semana es parte de un trabajo más extenso que se viene realizando desde el Consejo del Arbolado Público.
“Es una ordenanza que hemos denominado con el nombre de la obligatoriedad del árbol. Significa que cada vecino de Río Cuarto va a tener que contar con, por lo menos, un árbol, salvo en el caso del microcentro, donde el espacio no lo permite. Los árboles son necesarios para amortiguar el calor y para que no vuele tanta tierra. También hacen que una ciudad sea más sustentable. Hay que pensar en la posibilidad de conformar cortinas forestales en los barrios periféricos para aminorar el impacto de los vientos. En definitiva, tener una ciudad más bonita y saludable”, explicó Altamirano.
El concejal afirmó que desde Respeto impulsan la plantación de árboles nativos y frutales, debido a que tienen mayores prestaciones que otras plantas.
“Los árboles nativos se adaptan mejor al clima. Son especies achaparradas que aguantan más las sequías y los embates del viento y la piedra. En el caso de los frutales, nosotros presentamos un proyecto que fue aprobado por unanimidad para que se foreste con este tipo de árboles en diferentes espacios de la ciudad, como una alternativa de alimentación a mediano plazo. También vemos que puede ser una alternativa de microemprendimientos, debido a que podrían utilizarse las frutas para hacer dulces y conservas. Es interesante que se empiece a trabajar a pequeña escala sobre la soberanía alimentaria. Por ejemplo, en un barrio, en vez de poner 50 fresnos, colocar 50 damascos para que en verano haya frutas”, consideró Altamirano.
 
-¿Cómo piensan instrumentar la ordenanza?
-Una de las formas es la difusión de la ordenanza a través de los medios de comunicación. Se va a dar un plazo de un año y medio a dos años para que el vecino pueda cumplir con la ordenanza. También pensamos en usar los cedulones para comunicar.
 
-¿Qué acciones se prevén ante el incumplimiento?
-De no cumplir, el vecino recibirá una multa. Nosotros sugerimos que no sea una sanción en dinero en efectivo, pedimos que se le pida que utilice el monto de la multa para comprar árboles para que el Municipio pueda plantarlos en algún barrio. Por ejemplo, si la multa es de $ 1.000, que se utilice ese valor para comprar plantas. Nosotros hemos hecho el proyecto, pero el que lo va a instrumentar es el Ejecutivo.
 
-¿Cuánto cuesta un árbol?
-No es una cifra imposible de asumir por parte de los vecinos. En el vivero comunitario de especies nativas Wichán Ranquén se consiguen árboles desde los $ 60. En un vivero convencional, se consiguen a precios variados. En el caso de que el vecino esté en una situación muy vulnerable, y que no pueda hacer frente a ese costo, el Municipio estaría dispuesto a comprarle el árbol para que pueda colocarlo. Creemos que si Río Cuarto da el paso de respetar y querer a los árboles vamos a disfrutar mucho más la ciudad. Actualmente le falta verde.
 
-¿Cuándo se aprobaría el proyecto?
-La idea es aprobarlo la semana que viene, en la última sesión de año. Es importante que así sea para que se pueda empezar a difundir la propuesta.
 
Consejo del Arbolado
Antes de asumir como concejal, mientras se desempeñaba como asesor del bloque de Respeto, Altamirano impulsó la creación de lo que hoy es el Consejo del Arbolado Público, un organismo integrado por un representante de cada bancada del Legislativo y por referentes de distintas instituciones de la ciudad.
En ese marco, en el transcurso de este año se aprobaron dos ordenanzas muy importantes. La primera de las legislaciones ordena la creación de una reserva natural de árboles nativos en el predio del exenterramiento sanitario (comino a El Tropezón).
La reserva en cuestión se llamará Susana Dillon y tendrá una extensión de 13 hectáreas.
El segundo punto sobre el que se avanzó está relacionado con la elaboración de un listado de árboles que se recomiendan plantar de acuerdo a las veredas que se tengan a disposición. La nómina también incluye a aquellas especies que no se recomiendan y a las que directamente están prohibidas.
 
Nicolás Cheetham
ncheetham@puntal.com.ar
 
Fuente: El Puntal

Ingresar Comentario

La Rioja Municipal - La Rioja - Argentina

Diseño y hosting: Luis Vilte