Lunes 17 de Diciembre de 2018
31 de Octubre de 2017 - Pobreza

Neuquén-La falta de calidad de vida en las tomas es alarmante

Según una ONG, Neuquén encabeza un triste ranking.

Con tres barrios irregulares de la ciudad con graves deficiencias, Neuquén se posiciona como la provincia con mayor cantidad de asentamientos en estado crítico del país, según el índice de Vulnerabilidad Territorial de la organización Techo. La ONG busca que esa información sea tenida en cuenta en el diseño de las políticas públicas.
Según este trabajo, que fue calculado en base a informaciones obtenidas en noviembre de 2016, en la ciudad de Neuquén hay tres barrios en estado crítico, 23 en estado de alta vulnerabilidad y 18 en una situación media alta. La calificación de crítico se define cuando un barrio informal reúne falencias en la totalidad de los once indicadores que mide la encuesta.
Mariana Bascuñán, presidenta de la organización Techo en la región, explicó que el índice mide la lejanía del barrio a los centros de salud y a los espacios educativos, la falta de acceso de los servicios de emergencia (como ambulancias, policía o bomberos), la ausencia de un sistema de recolección de residuos, la falta de servicios básicos instalados de manera formal, el impacto de las inundaciones, la falta de alumbrado público y asfalto, la carencia de transporte público, la falta de titularidad de las tierras y la cercanía a emplazamientos de riesgo (como cables de alta tensión, la barda, las vías de tren, etcétera).
La organización consideró que divulgar cuáles son los asentamientos críticos es una forma de estigmatizar a los barrios, por lo que estimó que la información sólo debe ser conocida por las autoridades.
La realidad nacional muestra que todos los asentamientos del país encuadran en una gravedad media alta, alta o crítica y, en promedio, la provincia con mayor vulnerabilidad territorial es Corrientes. Le siguen Río Negro, segunda, y Neuquén, en el tercer lugar.
Bascuñán aclaró que el índice se construye en base a una foto tomada hace un año y que es posible que la realidad haya cambiado por la intervención del área de Hábitat de Nación y de organismos provinciales y municipales que comenzaron un plan de regularización de tierras en los barrios vulnerables de Neuquén. Sin embargo, detalló que estos planes no incluyen a los tres asentamientos críticos, que tienen escasa antigüedad y población, ya que concentran a 160 familias.
Techo solicitó que el índice se use para mejorar la situación de las familias afectadas. La ONG no tiene el presupuesto para intervenir en la infraestructura, pero cuenta con un nutrido grupo de voluntarios que comparte el día a día con los afectados. “Practicamos mucho la escucha y estamos convencidos de que son los vecinos los que deben participar de la planificación de la regularización de los barrios”, contó Bascuñán.
La dirigente destacó la importancia que tuvo la organización comunitaria en otros asentamientos para regularizar algunos aspectos de su precaria realidad, y aclaró que es necesario que sean los habitantes quienes fijen las prioridades. “A veces llegan con el asfalto y eso es lo último que necesitan, porque caminan kilómetros hasta la escuela”, puntualizó.
“No se trata sólo de darles un terreno o una casa, sino de que puedan vivir dignamente”, dijo sobre el rechazo que genera el pedido en algunos ámbitos. Según aclaró, las falencias sanitarias o el hecho de que no ingresen ambulancias a los barrios representan un fuerte riesgo de vida para los vecinos.
La organización ya había elaborado el índice en base a los datos de 2013 y, según explicaron, la aguja no se movió en los tres años que pasaron. “La idea es repetirlo cada dos años para conocer cuánto se avanzó en relación con esa población”, sostuvo Bascuñán, con la expectativa de que las estadísticas mejoren en el próximo conteo.
7445 familias viven en asentamientos en la ciudad de Neuquén, según relevó Techo.
 
Las manos de 200 voluntarios a la obra
Techo trabaja actualmente en ocho barrios de la región, donde se alcanzaron algunas mejoras que bajaron el Índice de Vulnerabilidad Territorial. La falta de presupuesto impidió ir a las tres tomas más críticas. El fin de semana, la organización produjo la última construcción masiva del año. Se trata de 22 viviendas de emergencia distribuidas en dos barrios de Cipolletti y uno de Neuquén. Unos 200 jóvenes voluntarios participaron de la actividad.
 
La Municipalidad dice que mejora 26 asentamientos
La Secretaría de Desarrollo Humano de la Municipalidad de la ciudad informó que el plan de regularización de asentamientos que comenzó hace un año abarca en total a 26 tomas que, en muchos casos, integran polígonos más grandes en los que se abocan a las tareas de mejoramiento previstas en el programa.
La repartición municipal puntualizó que, además de la regularización dominial, el programa incluye mejoras ambientales y un plan de obras que se financian por dos vías: a través de fondos federales, por un monto de 268 millones de pesos, y a través del programa Promeba del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que aporta 152 millones de pesos. En total, por estas vías serán beneficiadas unas 3600 familias que padecen por las deficiencias de sus viviendas.
El Municipio informó que actualmente trabajan en una intervención en la toma La Familia, para lo que se firmó un convenio con el EPAS con el fin de llevar mejoras a su planta y las inmediaciones.
La situación de los vecinos que viven en tomas ha sido botín de grandes discusiones en la arena política, incluso fuera de los periodos específicamente proselitistas, como el que acaba de cerrarse con las elecciones del domingo 22 de octubre.
 
Fuente: La Mañana Neuquén

Ingresar Comentario

La Rioja Municipal - La Rioja - Argentina

Diseño y hosting: Luis Vilte