Lunes 22 de Octubre de 2018
7 de Diciembre de 2016 - Seguridad

Chubut-Acusado de recibir coimas, detienen al secretario municipal de Seguridad

El titular de la Secretaría de Seguridad de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, Antonio Zúñiga, fue detenido ayer junto a Andrés Juvenal Velázquez y Víctor Barrientos. Hoy serán imputados por el delito de "exacciones ilegales en la modalidad de consunción y en calidad de delito continuado", para lo cual se advierten penas de prisión efectiva. La Fiscalía solicitará la prisión preventiva de los funcionarios corruptos. El alto funcionario local permanece alojado en una celda del aeropuerto Mosconi.

Antonio Zúñiga, junto a otros dos funcionarios de la Secretaría de Seguridad, Andrés "Maga" Velázquez y Víctor Barrientos, fueron señalados por la entrega de dádivas en el marco de los controles que el área tenía que mantener monitoreadas.
Más de siete horas –desde las 10- pasaron los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) dentro de las oficinas de la Secretaría reuniendo "celulares, documentación y equipos informáticos" que puedan servir a la investigación. 
Alrededor de las 17:30 se produjo el retiro de Zúñiga (quien fuera jefe de la Unidad Regional de Comodoro entre 2010 y 2011), encapuchado y esposado para ser trasladado a la unidad de detención con la cual cuenta el Aeropuerto local.
A todo esto, el segundo de Zúñiga, el comisario retirado Héctor Quisle, indicó que las puertas de la oficina estaban abiertas "para que el procedimiento se haga de la manera correcta sin tener que irrumpir de esta manera. Sabíamos que esta causa se estaba tramitando, pero estamos sorprendidos por el procedimiento". 
En su artículo 266 se postula que será reprimido con prisión de uno a cuatro años e inhabilitación especial de uno a cinco años el funcionario público que, abusando de su cargo, solicitare, exigiere o hiciere pagar o entregar indebidamente, por sí o por interpuesta persona, una contribución, un derecho o una dádiva, o cobrase mayores derechos que los que corresponden. 
En el caso de Antonio Zúñiga, para la Fiscalía ese delito fue continuado y por él será imputado hoy durante la audiencia de control de detención.
 
LA GENESIS
El operativo que terminó con Zúñiga detenido, surgió a partir de la información que recolectó la Fiscalía en los últimos meses y que se desprende de la causa en la que también está imputado otro policía de alto rango, como es el ex jefe de la Unidad Regional de Trelew, Alejandro Pulley, quien antes se desempeñó en Comodoro Rivadavia como titular de la Seccional Primera.
Después de la apertura del celular de Pulley –quien está imputado por cohecho pasivo y actualmente no puede salir del Valle—, se allanó la Seccional Primera mediante una orden judicial que dictó la juez Alejandra Arcuri. Del procedimiento participaron los fiscales Juan Carlos Caperochipi y Martín Cárcamo. 
En ese allanamiento de la comisaría céntrica que conducía Pulley cuando se desempeñaba en Comodoro Rivadavia, se encontró gran cantidad de actas sobre los procedimientos que se realizaban en los denominados departamentos Vip, clubes nocturnos y distintos boliches que funcionaban en las jurisdicciones de las seccionales Primera y Segunda.
Esa información fue analizada y cotejada con las denuncias que fueron radicándose, por lo menos desde febrero de 2013, por las mujeres que ejercían la prostitución y se sentían damnificadas, producto de los “operativos” que se realizaban de manera conjunta entre la Policía y la Secretaría de Seguridad que por entonces conducía Carlos Marsó, a quien sucedía Zúñiga.
De las actas secuestradas en la Seccional Primera se conoció que también estaban firmadas por la Secretaría de Seguridad. Una de ellas fue en febrero de 2013, cuando le allanaron el departamento Vip de la calle Francia a la ciudadana paraguaya Guillermina Almada Ferreira. En esa ocasión el acta la firmó Marsó y de la misma también surgieron los nombres de los demás empleados de la Secretaría que estaba a su cargo y que participaron de aquel procedimiento.
Ese hecho permitió que se iniciara el contacto entre Ferreira Almada y Pulley, quien habría comenzado a protegerla desde entonces, entablándose una relación que se mantendría en el tiempo al punto de ser consortes en la causa que la Fiscalía investiga por asociación ilícita y de la que el ex jefe de la Seccional Primera está investigado por recibir coimas por parte de encargada del Vip. 
 
EX EMPLEADOS CON 
IDENTIDAD RESERVADA 
La Fiscalía cuenta con al menos 18 entrevistas en las que se incluyen ex empleados de la Secretaría de Seguridad, quienes debieron incorporarse como testigos de identidad reservada puesto que en tres oportunidades denunciaron los hechos en la Municipalidad y nunca allí avanzó investigación alguna sobre el tema, incluso muchos perdieron el empleo.
En esas denuncias surge que los empleados de la Secretaría de Seguridad, entre otras acciones ordenadas por Zúñiga, realizaban espionaje y funcionaban como un grupo “parapolicial” que se dedicaba a espiar no sólo a comerciantes vinculados con la noche, sino a políticos y otras personas. 
También hicieron saber que de manera ilegal, en los procedimientos que se realizaban en los Vip se secuestraban celulares, computadoras que luego eran abiertos para su observación y aprovechamiento de la información de manera extorsiva. 
De las declaraciones que tomó la Fiscalía surgió que Zúñiga cobraba a las trabajadoras dominicanas la suma semanal de 15.000 pesos, los cuales serían negociados por él pero cobrados por su cuñado, Víctor Barrientos, o Juvenal “Maga” Velázquez (el mismo que participara de otro notorio hecho policial ocurrido en mayo de 2013), todos detenidos ayer en el mega operativo que se llevó a cabo desde primeras horas de la mañana y que fue materializado por Policía de Seguridad Aeroportuaria en la sede de la Secretaría de Seguridad, ubicada en Rawson al 1.100.
 
Fuente: El Patagónico

Ingresar Comentario

La Rioja Municipal - La Rioja - Argentina

Diseño y hosting: Luis Vilte