Sabado 26 de Mayo de 2018
5 de Abril de 2014 - Comercio

Entre Ríos-En Paraná hay pocos bares porque los vecinos se oponen

Los inversores tienen que conseguir el acta de "conformidad" para tramitar la habilitación. Necesitan la aprobación de los propietarios de las casas lindantes. Hay 12 pedidos en marcha.

Los bares que funcionan en Paraná son muy pocos en comparación con el número de habitantes que, además, sigue en aumento. Entre los principales opositores a la apertura de nuevos locales se encuentran los propios vecinos que muchas veces desaprueban las “actas de conformidad” que se firman frente a un escribano o una comisión de la Policía provincial.
La primera “rebelión de frentistas” se generó hace unos años cuando se organizaron para cerrar los pocos pubs que funcionaban sobre calle Corrientes.
Esta arteria une el microcentro de la capital provincial con el Parque Urquiza. Las familias que viven sobre su trazado se pusieron duras y lograron terminar con la vida nocturna en toda la zona. Algunos bares se trasladaron hacia calle Salta o el Puerto Nuevo en donde el código urbano admite espacios con música fuerte.
 
Resignación
Un alto funcionario municipal, que prefirió mantener su nombre en el anonimato, reconoció que cuando se cruza a Santa Fe también se pregunta por qué hay tantos bares en comparación con los pocos que hay en Paraná.
El que viaja hasta Rosario o llega a Córdoba se encuentra con que cada vez hay más opciones en nuevos polos gastronómicos.
Desde los denominados “bares americanos” en donde alcanza con una barra, o los más sofisticados con ambientaciones étnicas.
 
Lobistas
Los vecinos, además de lograr erradicar los bares en calle Corrientes también sentaron un precedente para que en otras zonas de la ciudad se endurezcan las normas que truncan las habilitaciones.
“La sociedad es muy conservadora”, murmuran por lo bajo en los pasillos del edificio con oficinas municipales en la zona de Cinco Esquinas.
Es más, todavía recuerdan que, en calle Corrientes están haciendo todo lo posible para cerrar la “panchería” porque los vecinos aseguran que los autos, cuando estacionan, generan “un caos en el tránsito y molestan con los ruidos”.
Si un local de venta de panchos molesta, un bar con su movimiento habitual sería inaudito.
 
Movimiento
Entre los más perjudicados por la falta de bares aparecen los músicos de la ciudad que cada vez tienen menos espacios en donde expresarse.
Por estos días el que quiere organizar una fecha para tocar, en los lugares habilitados, consigue un turno para recién para julio.
 
El dato
Ayer y hoy la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) está realizando la 203ª Reunión de Consejo Directivo en la ciudad de San Martín de los Andes, Neuquén, con la participación de la dirigencia empresaria hotelera gastronómica de todo el país. El encuentro convoca a más de 300 personas.
 
Algunos números
En la capital provincial, en la actualidad, funcionan con habilitación municipal 110 bares en donde pueden “elaborar comida”, según los registros oficiales.
Los restante 57 bares son “sin elaboración” por lo que solo se dedican a despachar bebidas. Por estos días, UNO pudo conocer que en la oficina de la Municipalidad de Paraná –ubicada en el edificio de Cinco Esquinas– están analizando la habilitación de 12 nuevos emprendimientos.
En el caso que se aprueben, se abrirá un bar por mes durante 2014. Para los tiempos que corren, es una noticia muy positiva teniendo en cuenta que se generan nuevos puestos de trabajo.
Más allá de estas posibles inauguraciones, en la ciudad funciona un bar cada 2.035 habitantes, lo que sigue siendo un porcentaje muy bajo en comparación con otras grandes urbes del país.
 
Las cifras
7.382- Es la Ordenanza Municipal que establece el Código de Habilitación, funcionamiento e inspección bromatológica, para todos los comercios y establecimientos donde se manipulen, almacenen, industrialicen o expendan sustancias alimenticias.
Los bares que quieren vender comida tienen que aprobar estos requisitos y pasar cada uno de los controles que ejercen los inspectores.
8.615- Es la otra Ordenanza Municipal que regula la habilitación, funcionamiento, control e inspección de locales e instalaciones complementarias y anexos, donde se desarrollen actividades bailables y espectáculos de “distracciones diversas”, principalmente en horarios nocturnos.
La norma presenta también muchos requisitos porque se aplica a los “Locales con actividad bailable” y a los “Sin actividad bailable”.
 
Fuente: Diario Uno Entre Ríos

Ingresar Comentario

La Rioja Municipal - La Rioja - Argentina

Diseño y hosting: Luis Vilte