Viernes 21 de Septiembre de 2018
2 de Enero de 2014 - Religión

La Rioja-"No a la función pública como lugar de enriquecimiento personal o famili

Una multitud acompañó a San Nicolás de Bari y el Niño Alcalde en procesión por calles céntricas de esta ciudad, que se realizó anoche. El obispo Marcelo Colombo, encabezó la manifestación y al final leyó su mensaje al pueblo riojano.

La jornada comenzó por la mañana, con la solemne misa presidida por monseñor Colombo realizada en la iglesia Catedral; en coincidencia con la Jornada Mundial de la Paz y la solemnidad de Santa María, Madre de Dios. 
En la tarde de la víspera, se desarrolló la tradicional procesión, a la que asistió una masiva concurrencia con las imágenes del Niño Jesús Alcalde y San Nicolás por las calles San Nicolás de Bari; Avellaneda; Pelagio B. Luna y 25 de Mayo. 
Un vallado perimetral, rodeó la plaza 25 de Mayo, especialmente frente a la Catedral, que impedía el acercamiento de los fieles al lugar de la salida de los santos. A esto se agregó un fuerte cordón humano formado por cadetes, guardia urbana y servidores que acompañaron a los peregrinos. 
Las santas imágenes salieron de la Catedral a las 20 seguidas por los seminaristas y sacerdotes, a los que se sumaron las autoridades municipales encabezadas por Armando Molina y el vicegobernador Sergio Casas. Se entonaron los himnos a San Nicolás y al Niño Jesús Alcalde mientras avanzaba la procesión. 
Paso a paso, se fueron sumando los feligreses cuando la Policía despejó las vallas para su paso. Al principio se notó una merma en la concurrencia con relación a años anteriores, pero con el correr de los minutos eso se fue revirtiendo, ya que retrasados, llegaron cientos de personas. 
Luego de más de una hora de peregrinación a las 21:15 arribaron las imágenes a la catedral, detrás de las vallas los riojanos elevaron sus pañuelos y pidieron por un próspero año nuevo, con el corazón lleno de gozo y la fe renovada. 
 
MENSAJE DEL OBISPO 
Al iniciar su mensaje, el obispo Marcelo Daniel Colombo manifestó que “en esta hermosa tarde en que nos encontramos para caminar junto a San Nicolás por las calles de la ciudad de Todos los Santos, como la bautizó su fundador, la ciudad de Todos los Azahares, como la proclamó el poeta, quiero saludarlos y llegar hasta ustedes como padre y pastor, para estrecharlos en un fuerte abrazo”. 
“Me he sentido muy bien recibido por ustedes, sus familias y comunidades. Dios les premie esa extraordinaria capacidad de amor en nuevos senderos de vida y esperanza para toda la Provincia” resaltó el prelado. 
“En estos días en que vibramos con la luz y la fuerza de la Navidad, deseo dejarles un mensaje sencillo que aliente nuestro caminar de este año” apuntó y continuó diciendo “quiero invitarlos a seguir apostando a la construcción de una sociedad más justa y fraterna, a no desalentarnos por los sinsabores del camino que inevitablemente plantea conflictos”. 
“La fe que nos anima y nos permite reconocernos hermanos –puntualizó Colombo- apela a nuestras capacidades más hondas para enfrentar esos disensos y desencuentros con mente abierta, corazón generoso y vocación de servicio. Con estas actitudes, difícilmente nos sentiremos defraudados. Pongamos a Dios por testigo de esta búsqueda del bien común de todos los riojanos por sobre el bien individual o sectorial”. 
Luego el pastor riojano invitó a las autoridades “a profundizar en el camino del ejercicio de la gestión de Gobierno como un servicio, el cual les pide la generosidad y abnegación de trabajar para todos los riojanos, sin excepción, con una mirada preferencial sobre los más pobres y los jóvenes, muchas veces afligidos por la falta de horizontes y de modelos válidos”. 
En su mensaje Colombo advirtió que “nadie debe pensar en la función pública como un lugar de enriquecimiento personal o familiar, sino como aquel espacio concreto donde darse enteramente. Como he dicho cuando asumí, “la vocación política, ejercida con nobleza y honestidad, puede cambiar la vida de la gente”. Y me refiero a un cambio positivo, de crecimiento, de auténtico desarrollo, de plena inclusión”. 
Al dirigirse a los feligreses señaló “a los ciudadanos que conformamos esta sociedad riojana, les pido que trabajemos con pasión y sin descanso, por construir la amistad social y enriquecerla con nuestra participación activa allí donde estamos. No es justo mirar desde afuera y verlo todo mal sin jugarse de verdad y limpiamente por el bien común”. 
Luego Colombo se dirigió “a nuestras parroquias y comunidades, a los sacerdotes, religiosas y laicos, a los catequistas y servidores de Cáritas, a los movimientos eclesiales, los invito a trabajar activamente en el Año Catequístico Diocesano al que he convocado para que entre todos nos ayudemos a conocer, revisar y compartir en clave misionera, a la luz del Evangelio, de las enseñanzas del Concilio Vaticano II, del Documento de Aparecida y de la reciente exhortación La alegría del Evangelio, del Papa Francisco, el dinamismo de la comunicación de la fe así como los distintos itinerarios y pedagogías para anunciar a Jesucristo y su Reino”. 
“Queremos –enfatizó- asumir con entusiasmo nuestra realidad eclesial para poder vivir como discípulos misioneros del Señor de cara a los desafíos de la vida de nuestro pueblo de hoy. Queremos, en definitiva, ser una Iglesia que sale al encuentro de todos, especialmente de los más alejados y excluidos, de aquellos que pueblan las nuevas periferias humanas pero que están en el centro del corazón del amor de Dios”. 
“Dios los bendiga mucho y les asegure esa paz en justicia y fraternidad que Él ha sembrado en nuestros corazones”, concluyó diciendo el obispo riojano. 
 
ACTIVIDADES PARA HOY Y MAÑANA 
Hoy se conmemora la solemnidad del Niño Jesús Alcalde con misas a las ocho, 9:30 misa de la comunidad franciscana, 11 y 20:30. Mañana se celebra el Día de los promesantes a las 8 misa, a las 9:30 Misa de los promesantes, alférez y allis.  
 
Fuente: El Independiente

Ingresar Comentario

La Rioja Municipal - La Rioja - Argentina

Diseño y hosting: Luis Vilte