Viernes 20 de Julio de 2018
20 de Junio de 2013 - Planificación

La Pampa-Plan estratégico: "doble discurso" del PJ

El concejal socialista Guillermo Di Liscia cuestionó la ambigüedad oficialista. Dos de las principales problemáticas de las últimas semanas formaban parte del planteamiento original del "plan estratégico de la ciudad". La gestión Larrañaga paralizó el debate entre los actores políticos, la CPE, la UNLPam, la CGT y la Cámara de Comercio.

La oposición política municipal denunció que el Partido Justicialista tiene un doble discurso frente al plan estratégico de la ciudad de Santa Rosa: por un lado finge interés y acompaña un pedido de informes que sugiere la reactivación del programa, pero por otro lo mantiene desactivado y paralizado.
Así lo planteó el concejal socialista Guillermo Di Liscia, luego de un pedido de informes para que el intendente Luis Larrañaga explique las razones por las que metió en el “freezer” el funcionamiento de una comisión en la que tenían representación tanto las fuerzas políticas como entidades intermedias y especialmente la Cooperativa Popular de Electricidad, la Universidad Nacional de La Pampa, la Cámara de Comercio y la Confederación General del Trabajo.
 
Los concejales del PJ acompañaron ese pedido de informes.
Di Liscia recordó que cuando se lanzó el mentado plan estratégico, durante la gestión anterior, el objetivo era que Santa Rosa “tuviera una convocatoria democrática para definir un montón de acciones a largo plazo, la cuestión del tren, el aprovisionamiento de agua, el transporte público, la educación, el acceso al espacio público, cosas que no se pueden resolver por el impulso de una sola administración y que además requieren del consenso de mucha gente de la comunidad”, juzgó.
Apuntó que ese plan “estaba funcionando, se hizo una convocatora pública importante, se organizaron equipos de trabajo, se designó una oficina y personas jóvenes y de distintas profesiones se pusieron a trabajar en el tema. Todo ese se desmenteló, da la impresión de que la forma de este gobierno es hacer lo que quiere e improvisar mucho, esto está claro. Lamentablemente se ha abandonado totalmente ese impulso”, añadió.
La comisión promotora del plan estratégico tenía reuniones previstas. Está integrada por los actores políticos más importantes de la ciudad, bajo presidencia del intendente, y también forman parte de ella la CPE, la UNLPam, la CGT y la Cámara de Comercio. “Pero el que tiene que convocar es el intendente, no se puede prescindir de eso”, insistió Di Liscia.
En ese sentido, el dirigente socialista lamentó que “realmente se hizo la etapa más difícil que es hacer entender a mucha gente los beneficios de un plan para la ciudad, pero eso se desperdició pese a que no había que hacer un esfuerzo de tipo económico sino de tipo institucional y político”.
“Fíjense cómo podríamos en esta etapa haber abordado lo del transporte de la ciudad, el abastecimiento de agua, la recolección y clasificación de residuos, que no puede resolver solo un gobierno, que de hecho no lo está haciendo muy bien que digamos”, señaló como ejemplo.
El pedido de informes respecto del parate del plan estratégico salió del Concejo Deliberante “por unanimidad porque por lo menos de la boca para afuera los concejales oficialistas están de acuerdo con el plan estratégico. Es el típico doble discurso, el mismo intendente dice que lo va a impulsar, el viceintendente creo que no ha dicho nada porque todavía no ha comprendido en qué consiste el plan; otros integrantes del PJ dicen que es una buena idea que hay que continuarla, pero en realidad lo han desactivado totalmente, desde la convocatoria pública, desde lo administrativo, han desactivado la oficina, no hay movimientos ni trabajo. Se vota que hay que activarlo pero en los hechos se consiente lo contrario”, reprochó Di Liscia.
Respecto de la provisión de agua puntualmente, que se ha convertido en problema recurrente en los últimos tiempo,s dijo: “Santa Rosa consume la mitad en invierno que en verano. Esa mitad podría ser provista si estuviera en funcionamiento pleno el acuífero Anguil. Este enfoque lo confirmaron profesores de la Universidad hace unos días, especialistas en hidrogeología, pero debería formar parte de la estrategia de Santa Rosa, para no desabastecerse cuando se corta el acueducto y no comprar agua de gusto a la empresa Aguas del Colorado, que le vende a Santa Rosa más de lo que necesita porque el caño tiene que tener un mínimo para funcionar. Por eso mismo, y en beneficio de Aguas del Colorado, no hay una estrategia de usar racionalmente el agua. Cuando se corta, eso hace crisis, no se le avisa a la gente con anticipación, y al mismo tiempo todos están acostumbrados a gastar más”.
Di Liscia añadió que “llama la atención la cantidad de roturas del acueducto en invierno. Imaginemos lo que va a pasar en verano, son 45 millones de metros cúbicos, las necesidades van a ser muy grandes. Son temas que habría que incluir en el planeamiento estratégico”, completó.
 
Fuente: El Diario de La Pampa

Ingresar Comentario

La Rioja Municipal - La Rioja - Argentina

Diseño y hosting: Luis Vilte